Archivo de la categoría: Gratis

Papanatismo 2.0

La gran novedad de esta semana en esto de los cacharritos y los programitas ha sido la aparición de Google +. La cosa, al parecer, va de red social y pretende ser la competencia de Facebook.

Hasta ahí, todo fenomenal. Cada cual sabrá lo que quiere hacer con su dinero y en qué empresas quiere embarcarse. Lo cachondo ha sido el método de lanzamiento del invento.

Resulta que, de momento, sólo se puede acceder por invitación. Naturalmente, la invitación en cuestión la han recibido los elegidos para la gloria (gurús y demás peste) que han tardado poco en llenar Twitter con el papanatismo habitual.  Así, hemos tenido que leer mensajes de pomposos “Community Manager” que displicentemente nos contaban “la pereza que le da ponerse a trastear en esto” (como si nos importara algo), los del sector generoso que nos tenían al tanto de cómo iban reenviando invitaciones a sus amiguitos y los que nos cantaban las mil virtudes de esta maravilla que nos va a solucionar la vida. Enternecedor, oiga.

Y uno asiste al festival con cara de póker porque…

– Esto de Google + será un negocio, ¿verdad?

– Y el negocio funcionará si se tiene apuntada mucha gente, ¿verdad?

– Y para ello, se supone que tienen que ser los señores de Google los que me persigan por tierra, mar y aire a MÍ, y no que yo vaya de culo para entrar en este Olimpo de pacotilla, ¿verdad?

Algo parecido ocurrió hace meses con un invento llamado Quora. Iba a ser la leche en verso,  sólo se entraba por invitación (al final había trampas, como en todas partes)  y se ha quedado en una especie de reducto de sabihondos en el que sólo se puede usar el inglés.  Igual me equivoco, pero tiene pinta de que nadie se va a forrar con ello.

Así las cosas, voy a practicar el sistema “Pretty Woman”. En un momento de la película, el ejecutivo millonario acompaña a su amiguita prostituta a una tienda de Rodeo Drive y les advierte que “quiere que le hagan mucho la pelota”. Pues eso.

Ya pueden hacerme mucho la pelota,  porque si no, va entrar en Google + Rita la Cantaora.  Que uno está ya muy harto de estas tácticas maleducadas del márketing moderno. Y con Twitter, Facebook y este humilde blog, me faltan horas al día para llegar a todo.

Anuncios

Música gratis con Grooveshark, una alternativa a Spotify

Mi amiga Isabel lleva tiempo reclamándome una entrada en este blog sobre música. Sobre cómo conseguir música sin pagar ni un duro, se entiende. Como los chicos de Spotify han decidido cortar el caño a partir de hoy, parece un buen momento para abordar el tema.

Vamos a dejar al margen todas las posibilidades ilegales o alegales que en Internet son: Emules, Torrents, Rapidshares, Megauploads y demás. Al final, todo el mundo sabe de qué van y, si no, basta con investigar un poquito vía Google y enseguida estás al cabo de la calle.

Hasta la fecha la mejor posibilidad de escuchar la música que quisieras en un ordenador era Spotify. Es verdad, si no querías pagar tenías que aguantar anuncios intercalados entre canción y canción, pero tampoco importaba mucho. En Spotify había de todo, parecía un cajón sin fondo, funcionaba muy bien y con una conexión normalita a Internet daba un rendimiento excelente. Pero, ay, se acabó lo que se daba: a no ser que estés dispuesto a pagar 5 euros al mes, sólo podrás reproducir 5 veces la misma canción y 10 horas mensuales de música con publicidad.

Como mucha gente ha proclamado por todas partes, 5 euros no es precisamente una fortuna y el servicio bien lo vale…pero hay alternativas gratis como Grooveshark. Tiene una pinta y unas funcionalidades muy parecidas a las de Spotify.

Puedes buscar música por autor y título, puedes montar tu propia lista de reproducción canción a canción o por álbums completos y puedes optar por escuchar una de las 24 estaciones temáticas que ofrece.  Y todo ello sin registrarte, si no quieres.

También tiene versión para dispositivos móviles (Android, Iphone, Blackberry, Nokia y Palm) que es de pago. 12 dólares al mes.

Respecto al fondo musical, ellos hablan de 5 millones de canciones “y subiendo”.  Y es que la cosa funciona un poquito estilo GoEar: los usuarios registrados pueden subir sus canciones y así compartirlas con el respetable. Hay quien dice que el catálogo es caótico en comparación con el de Spotify pero, la verdad, yo creo que merece la pena probarlo.


Codebox: convierte un PDF en una revista en flash (y totalmente gratis)

Es probable que navegando por ahí hayas visto alguna revista o folleto o catálogo en flash. Es algo que suelen utilizar los supermercados y grandes superficies. En realidad lo que ves es una película en flash que está montada de manera que vayas pasando páginas.

Pues bien, hay un recurso totalmente gratis que te permite montarte tu propia revista en flash con lo que quieras. Con las fotos de tu último viaje, por ejemplo.

Lo primero que necesitas es tener el documento en PDF, pero eso no es problema. Para eso tienes PDF reDirect como ya expliqué en otra entrada de este blog.

Luego visitas la web de Codebox, que aunque esté en inglés es muy intuitiva y muy fácil de usar. Una vez seguido todo el proceso y convertido el archivo PDF en flash, se generará un ZIP que deberás descargarte para extraer después todo su contenido. Clicando en el archivo INDEX podrás ver el resultado de tu obra. Es un vistoso sistema de enseñar un catálogo o una revista aunque, eso sí, no se puede descargar. Para ello deberás dejar el enlace al PDF, que sí es un archivo que se puede bajar todo el mundo.

Servidor, con cuatro fotos de un viaje a Venecia ha hecho esto para dejarlo aquí como ejemplo.

¿Cómo he podido publicarlo? Pues gracias a Dropbox y más concretamente a su sistema de carpetas públicas, aunque con SkyDrive de Microsoft también se puede hacer sin problemas.

Y, como siempre, todo es totalmente gratis (faltaría más)


PDFescape: editor de PDF on line, gratis y sin registro. Muy recomendable!!!

En este mismo cuaderno os he hablado en otras ocasiones de PDF reDirect , un programa gratuito que permite convertir cualquier archivo a este formato y también compilar varios PDF’s de manera que quede uno solo.

Lo que no te permite es editar el archivo…y eso es lo que ofrece PDFescape y además con total facilidad. Se trata de un editor de PDF on line (o sea, que sólo necesitas conexión a Internet) y que ni siquiera te obliga a rellenar un formulario de registro para utilizarlo.

Con la opción “using unregistrered” tienes más que suficiente para hacer un montón de cosas. Y es que realmente este servicio abre un buen abanico de posibilidades para modificar el PDF. No se limita el asunto a mover o eliminar una página. También puedes añadirle texto, una imagen, una flecha o un círculo para destacar algo, o una línea o rectángulo. Tiene una opción de marcador fluorescente y otra de insertar “bocadillos de texto”. Incluso puedes añadir una imagen que falte.

Para todo ello basta con cargar el archivo desde el PC y no tarda mucho en hacer la operación: unos 20 segundos para uno de 1’5 Mb.  Aunque si no tienes el archivo en tu ordenador también puedes modificar un PDF a partir de una dirección de Internet.

La limitación que impone es que el archivo original no pese más de 5 Mb ni tenga más de 50 páginas.

Me parece práctico, útil y muy sencillo. Va ser uno de los fijos en los favoritos de ni navegador.


Picnik: un editor de fotos online fantástico

Ya he comentado por aquí que mi editor de imágenes preferido es Paint.net porque permite trabajar con capas, tiene muchas herramientas y puedes incluso manipular proyectos de Photoshop (y además es gratis). Pero, claro, es un programa que hay que instalar y ya se sabe que muchas veces eso es un gran inconveniente. Para estos casos (y para muchos otros) se puede tirar de Picnik.

Es un editor de imágenes que está en Internet, que ni siquiera exige que estés registrado y que ofrece un montón de posibilidades. De entrada, está en castellano, cosa que se agradece, pero además resulta muy fácil de explorar, muy intuitivo.

Las opciones son muchísimas. Desde el momento en que cargas una foto desde tu ordenador (o desde tu webcam, o desde tu Facebook, o tu Picassa, o tu Flickr, o tu Photobucket, o tu MySpace ) se te abre un abanico generoso. Puedes recortarla con una herramienta sencilla y sorprendente, corregir el efecto de ojos rojos,  rotar la imagen, cambiar su tamaño, variar la exposición, modificar enfoque o colores… Cuando hayas acabado con la edición, tienes en la pestaña “crear” unos cuantos efectos para elegir: desde marcos a retoques, pasando por insertar textos o imágenes prediseñadas (ellos le llaman “adhesivos”).

Finalmente, guardarás la imagen y para ello tendrás una herramienta muy fácil de usar para decidir su peso final.  Los resultados son más que satisfactorios y por si todo ello se queda corto, Picnik ofrece también extensiones para Chrome, Firefox y Explorer, que te permiten capturar las imágenes que aparecen en una web y pasara a editarlas directamente.

Todo esto, sin estar ni siquiera registrado. No he explorado aun esta posibilidad, como tampoco la de hacerme usuario de pago…y la verdad es que creo que no lo haré, porque con lo que ofrecen sin ningún requisito ya tengo más que suficiente.

Resumiendo: muy, muy interesante. Como siempre, el rendimiento dependerá de tu conexión a Internet, pero aunque sea muy limitada, la cosa parece ir bien. A guardarlo en los favoritos!


Otro disco duro virtual gratis…de 200 Gb!

Lo de la nube no para. Vía Genbeta (web, por cierto, muy recomendable si se quiere estar al tanto de las novedades de este mundillo) ha sabido de la existencia de otro disco duro virtual, del estilo de Skydrive o Dropbox, pero de gran capacidad. Ni más ni menos que 200 Gb a tu disposición y totalmente gratis. El invento viene de la mano de AVG, que es muy conocida por su antivirus gratuito y se llama LiveKive. Puedes usarlo para muchas cosas, pero está sobretodo orientado a hacer copias de seguridad de tu ordenador.

Se trata de una beta (es decir, que todavía está en período de pruebas) y no está muy claro si esas 200 Gb se mantendrán toda la vida o posteriormente cortarán el grifo. En cualquier caso, ahora sí que están disponibles, así que merece la pena explorarlo. Eso sí, tendrás que dedicarle un rato para rellenar algunos formularios, darles una dirección de correo y descargarte un programa que deberás instalar en tu ordenador. A partir de aquí la cosa no es demasiado complicada aunque todo aparezca en inglés.

Como decía antes, AVG LiveKive está pensado para hacer copias y para ello tiene unos cuantos botones prediseñados. Así te costará bien poco copiar a la nube todo el contenido de las carpetas más típicas (“mis documentos”, escritorio, “mi música”, etc.) aunque tienes también una opción avanzada para navegar por tu PC y decidir qué quieres duplicar a tu disco duro virtual.

También puedes tener una carpeta que se sincronizará entre varios ordenadores y la opción de compartir contenidos con quien quieras.

El principal problema es que la cosa es muy lenta pero, a cambio, puedes programarla (ofrece la posibilidad de decirle día de la semana y hora en la que quieres hacer la copia de seguridad) y también puedes dejarla en pausa si hay algo urgente y que requiere todos tus recursos de conexión a la red.

En resumen, que puedes dejar el programita corriendo por la noche y tener un salvavidas en la nube por si alguna vez muere el disco duro de tu ordenador y no hay manera de recuperar los datos. Con esto ya no tienes excusa…

Lo puedes descargar AQUÍ


Lleva Chrome en tu pen drive

El mundo de los navegadores de internet anda un poco revuelto en los últimos tiempos. La gente de Firefox ha revolucionado el panorama con la versión 4 y sus 5 millones de descargas en las primeras 24 horas, aunque los de Microsoft, con su Internet Explorer 9 lanzado también este mes de marzo, han hecho bastante ruido.

Para gustos están las colores, pero en materia de navegación por la red, yo me quedo con Chrome, que ya va por una revisión de la 10.  Seguramente no se puede personalizar tanto como Firefox , pero en mi opinión es muy rápido, es cómodo y es fiable.

De todas maneras, este comentario de hoy no va de esto, sino de la posibilidad de que lleves Chrome en tu pen drive o lápiz de memoria. ¿Y para qué quieres esto? Bueno, puede ocurrir que en tu trabajo el administrador de sistemas sea un tipo avinagrado y restrictivo que te obligue a ir con Explorer sí o sí porque es lo que hay y tú no tienes permisos.

Si esto te suena y lo que te gusta es Chrome, tienes la opción de conseguir la versión portable en un pen drive. Va igual de bien que su hermano mayor y yo no le he encontrado ninguna diferencia significativa.

También te puede ser útil si frecuentas los cibercafés…o cualquier lugar en el que haya un ordenador que tú no has configurado y sobre el que no tienes permisos para instalar nada.

La cosa es sencilla. Te descargas el programa desde aquí PORTABLE APPS y en un PC que tú controles lo instalas en tu pen. Y ya está. A disfrutarlo.

Por cierto que hay un montón de aplicaciones “portables”, es decir, que están preparadas para llevarlas en un lápiz de memoria.  Ya las comentaremos en próximas ocasiones.

Lo olvidaba: por si hay alguna duda, Chrome, en cualquiera de sus versiones, es totalmente gratis.

Pd: Ya estaba publicada esta entrada cuando me llega vía Twitter una comparativa de los diferentes navegadores que hay en el mercado que ha hecho la gente de Genbeta (AQUÍ está). Extraigo una frase:  “Si tuviésemos que decir cuál es el más rápido, yo diría que dos: Opera y Chrome, ambos muy ajustados y siempre en el primer o segundo puesto en los tests de velocidad.”

Es verdad, no obstante, que Chrome sale peor parado en otras variables, como consumo de RAM. En fin, que cada uno saque sus conclusiones…


A %d blogueros les gusta esto: