El PSC, entre don Tancredo y el Gatopardo

Cuentan los que saben que a principios del siglo XX apareció un torero de segunda división, Tancredo López, que consiguió su fortuna a base de realizar una suerte singular: subirse en un pedestal vestido de blanco y con la cara empolvada y esperar impertérrito la embestida del toro. Dicen que el animal llegaba, olisqueaba y no pasaba nada…porque creía que la figura era de mármol.

Sea como sea, “hacer el don Tancredo” quedó incorporado al idioma como una metáfora del inmovilismo. No hacer nada de nada…y a ver qué pasa.

Parece que algo similar ocurre en el socialismo catalán. Le han metido dos revolcones de aúpa en las dos últimas elecciones y la reacción no ha ido más allá de un Montilla que ha dicho adiós y un congreso anunciado para octubre que ya está decepcionando a las bases.

La versión oficial que han aireado este fin de semana dice que será el más participativo de su historia, pero los críticos no lo ven así y advierten que si en el último había un delegado por cada 20 militantes, ahora habrá uno por cada 35.

Moraleja: hay gatopardo escondido. Parece que cambiamos todo para que todo siga igual.

Un indicio de este  dontancredismo (o de gatopardismo, si se prefiere)  es la que ha soltado el alcalde de Sabadell (con cuatro trienios), Manuel Bustos: “…no estic d’acord en un canvi dràstic de la cúpula. No estem en condicions de prescindir de valors com Miquel Iceta o el secretari d’organització, José Zaragoza.” 

Ah, pues no prescindan, ustedes mismos. Esos polvos (Iceta y Zaragoza) son los que han traído estos lodos (la debacle en las autonómicas y en las municipales). Son corresponsables (y mucho) de lo bueno y lo malo de la etapa Montilla. Así que más que los abanderados del cambio parecen un par de Don Tancredos de gran estilo, que ahora se quedan de mármol a ver si no se les ve y el toro pasa de largo.

Al final, uno recuerda lo que le explicaban en clase de Ciencia Política: que el objetivo de los partidos es conseguir el poder y perpetuarse en él. En este caso, lo que se busca es perpetuarse en el mando de los socialistas catalanes. Algo es algo, pero eso no impedirá que el PSC entre en barrena.

¿Cómo evitarlo? Daniel Gavela apuntaba en Twitter una salida interesante: El #movimiento15M atrae por su fe en la política. Su legitimidad está en la protesta, no en las soluciones, que deben dar otros.

Esa es la historia. El congreso de octubre tendría que servir para aportar soluciones a lo que se está reclamando en las calles estos días. Por esa faena están movimientos muy interesantes, como #congresdesdebaix o +PSC.  A ver si les dejan hacer algo.


Anuncios

Acerca de Edu Navarro

Fui periodista. ¿Lo soy ahora? Ver todas las entradas de Edu Navarro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: