¿Esclavos de la red?

Hace unas semanas llegó este teletipo de la agencia EFE que da un poco de miedito:
_______________________________________________________
SALUD-ADICCIONES La adicción a internet puede enmascarar profundas depresiones

Madrid, 13 mar (EFE).- Perder la noción del tiempo en la red, conectarse a altas horas de la noche o sentirse ansioso cuando no se navega pueden ser síntomas de que una persona es adicta a internet, pero además en algunos casos esa adicción puede enmascarar una profunda depresión.En España, entre el 80 y 90 por ciento de la población adulta navega por internet, y un 5 por ciento de ellos abusa o hace un mal uso de esta actividad.Según Enrique Echeburúa, catedrático de Psicología Clínica de la Universidad del País Vasco, esta adicción no se diagnostica sólo según el número de horas que se navega. Más de tres puede considerarse un síntoma pero los especialistas prefieren guiarse por otras señales de alarma, como perder la noción del tiempo, levantarse al baño en medio de la noche y conectarse a internet, o reaccionar negativamente si un familiar sugiere que tiene un problema. 

El perfil más frecuente de estos adictos es de una persona que se rechaza a sí misma y que es solitaria o aburrida.

Echeburúa también incluye a aquellos con relaciones sociales o familiares pobres, que se han divorciado o no se llevan bien con sus hijos. Las aplicaciones más interactivas actúan como vía de escape de estos problemas: videojuegos multijugador, redes sociales y chats son las que crean más adicción.

Sin embargo, este problema puede ocultar una depresión. En este sentido, Echeburúa cree que internet puede funcionar como una “autoterapia a corto plazo” que mejora el estado de ánimo del paciente, pero que, con el tiempo, empeora su situación.

Según Echeburúa, depresión y adicción funcionan como un mecanismo circular: en algunos casos, la dependencia de internet puede ser resultado de una depresión previa, mientras que en otras ocasiones, conectarse de una forma abusiva puede degenerar en una depresión. De una forma u otra, el paciente termina percatándose de que se ha convertido en un “esclavo de la red” y que ese mundo que ha construido es ficticio, lo que le genera un sentimiento de culpa o vergüenza. Y es precisamente este remordimiento el que le impide pedir ayuda. Como explica Echeburúa, cuando los adictos por fin acuden a la consulta “ya sufren un nivel de deterioro muy grande: su pareja les ha abandonado, han perdido su trabajo o se han metido en un problema económico serio”.

____________________________________________________

Jodó petaca: ¿un 5 por ciento de los internautas españoles son esclavos de la red? ¿Y van acabar abandonados por sus parejas, sin trabajo o con deudas monstruosas?  Pues estamos apañados. Ni el tsunami, ni el desastre nuclear, ni Libia ni la crisis económica. Lo que se nos va a llevar por delante es Internet, está visto (especialmente las redes sociales).
Y, ojito, que navegar más de 3 horas al día ya es síntoma aunque (gracias, oh clementes psicólogos) no es definitivo.
Eso sí, como te quedes embobado delante de la pantalla y no sepas qué hora es, eso ya suena peor.
A ver: yo entiendo que todo el mundo se tiene que ganar la vida y los psicólogos también, pero convendría no decir más memeces de las estrictamente necesarias y no soltar perlas como esta de que miles y miles de personas son adictas a Internet que, ya se sabe, es algo malísimo de la muerte.
A veces uno piensa cómo se lo montaba la gente para ser feliz en la época de mis tatarabuelos. Sin psicólogos. Y sin Internet.


Anuncios

Acerca de Edu Navarro

Fui periodista. ¿Lo soy ahora? Ver todas las entradas de Edu Navarro

4 responses to “¿Esclavos de la red?

  • Núria

    Bueno, ¿qué problema psicológico grave tiene alguien que cuando llega del trabajo se va al bar a tomarse unas birras y a pelar la pava con las chatis o a hablar de fútbol con los colegas, perdiendo la noción del tiempo?

    Y lo peor…. ¿qué problema psicológico tienen aquéllos que ven problemas psicológicos en cualquier cosa que no comprenden, no practican o no disfrutan?

    • Edu Navarro

      Querida mía, este que tú comentas es un JETA. Está muy documentado…
      Y los otros, los que ven problemas en donde no los hay, son GILES. También muy documentado, oiga…
      A sus pies, madame.

  • Mar

    En la época de nuestros tatarabuelos se jugaba al mus, en cambio hoy ya se puede hacer online.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: