Mamá, quiero ser periodista…

Cuando me metí en el berenjenal este del periodismo, hace casi 30 años, la carrera (que tenía el curioso nombre de “Ciencias de la Información”) sólo se podía cursar en 3 ciudades: Madrid, Pamplona y Barcelona.

De hecho, mi facultad (en Bellaterra) vivía en un estado permanente de provisionalidad, con aulas prestadas de Derecho y de la Escuela de Traductores e Intérpretes, y unos estudios de radio y televisión que daban risa y pena a partes iguales.

Vamos a huir de las batallitas. Baste decir que era una época de mucha mugre, pocos medios y muchas ganas. La generación de Lou Grant (estos coleguitas de la foto de aquí al lado).

Por aquellos tiempos uno ya tenía la sensación de que en este país había muchos periodistas y pocos puestos de trabajo y que lo iba a tener más bien crudo…pero, ay amigos, nada que ver con el lúgubre panorama actual.

Y en este ambiente de alegría y carnaval recibe uno la noticia de que 35 decanos de facultades de comunicación y periodismo se han reunido en Barcelona, a ver si constituyen una asociación.

35 facultades. Vamos a tirar por lo bajo y a suponer que “sólo” producen cada año unos 150 licenciados-as cada una (que seguro que son más). 5.250 mujeres y hombres con un título bajo el brazo que quieren currar en esto. En una década, 52.500 hambrientas y hambrientos periodistas.

¿Cómo se ha llegado a esta barbaridad? ¿Quienes son los o las responsables de que se haya permitido semejante desatino? ¿Quién ha vendido la idea de que el periodismo es un trabajo fantástico, con multitud de oportunidades, con sueldos fastuosos, reconocimiento social y no sé que maravillas más? ¿Por qué se ha ha engañado, se engaña y se sigue engañando a tanta gente? ¿Qué se hace con este personal y cómo se reconduce la situación?

Esta semana Iñaki Gabilondo afirmaba que Internet no matará al periodismo. Es verdad. Al periodismo o, mejor dicho, a los y las periodistas se los está cargando una realidad que no tiene vuelta de hoja. Dura, áspera y negra.

Ya podemos ir aprendiendo otras cosas. Con esto de contar historias, como decía Iñaki, se van a ganar la vida cuatro. Y se la van a ganar muy mal.

Anuncios

Acerca de Edu Navarro

Fui periodista. ¿Lo soy ahora? Ver todas las entradas de Edu Navarro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: